Dgogo Studios

“Nunca es demasiado tarde” cuyo título orignial es “Man in the chair” nos comparte la historia de Cameron (Michael Angarano), un joven estudiante de preparatoria en E.U que sueña con ser director de cine; quien como todo protagonista se enfrenta una serie de obstáculos en su camino, comenzando por la situación en su hogar (una madre que lo ama y un padrastro que no lo hace), un brabucón en la escuela y el toque esencial para ser un director de cine: no encajar con el resto. Después de ser encarcelado varias veces decide participar en un concurso de cortometraje con la esperanza de poder conseguir una beca para financiar sus estudios.

La narración comienza a partir de que conoce (en una proyección) a un anciano alcohólico de nombre Flash (Christopher Plummer), la relación entre ambos personajes el punto de quiebre del filme, pues Flash resulta ser el único superviviente del equipo de rodaje de Ciudadano Kane y Cameron entusiasmado por esto y por las personas que rodean a Flash se ve en la frustrante tarea de conseguir su ayuda en el rodaje del cortometraje.

Si bien, la película resulta interesante de ver para cualquier cinéfilo por el solo hecho de transportarnos al personaje de Cameron y quizá reflejarnos a través de ese personaje en nuestra propia lucha por lograr ser cineastas (para los que queremos serlo), nos presenta una multiplicidad de temas tratados: por un lado la situación personal de Flash que va del alcoholismo ocasionado por el abandono y decepción hasta el perjudicar a otra persona, el recuerdo de una vida de errores autoimpuestos más allá de recordar los grandes logros obtenidos. Por otro lado la situación en común que se viven en los asilos de ancianos, donde se muestra una realidad latente no solo en E.U sino en muchos otros países del mundo, esa creciente falta de respeto por las personas de la tercera edad a quienes abandonamos a su suerte sin hacer mención ni honor a sus vidas de jóvenes. Los aspectos de la vida del propio Cameron, aspectos y conflictos fundamentales en la vida de cualquier adolescente que busca forjar un destino y sobre todo el mostrar ambos lados de la moneda; joven o anciano, siempre habrá un obstáculo que vencer.

Teniendo como premisa un "drama" nos lleva de temas que podríamos catalogar como profundos a temas pueriles y simplistas; visualmente atractiva con ciertas tomas de cámara alusivas al estilo de Hitchcock u Orson Wells, es en efecto, evocadora y sentimental aunque dejándote con cierto deseo de más "sabiduría cinematográfica", es un filme recomendable para pasar un buen rato. 


Compartelo

Autor

Andrés Avila - @Andaviaco

Desarrollador y redactor en Dgogo Studios. Blog: http://blog.andaviaco.com/

Relacionados

Comentarios

blog comments powered by Disqus