Dgogo Studios

Club Sándwich es una utopía adolescente que trata sobre Héctor, un adolescente que está de viaje junto a su madre, Paloma. Es ahí, en la piscina de un hotel, en donde conoce a Jazmín, una adolescente al igual que Héctor. Es paso tras paso en donde ambos se abren al otro y juntos empiezan a descubrir el primer destello de su sexualidad. Pero tras esto, aquella relación que Héctor guardaba con Paloma de "mejores amigos" se va rompiendo, y de alguna forma Héctor sufre una transformación, pasando de su infancia hacia algo más mientras se va alejando de su madre.

Fernando Eimbcke es el director de esta película, aquel que dirigió Temporada de Patos (cual yo considero como la Breakfast Club mexicana), película con la que se pudo consolidar al instante como uno de los mejores directores que tenemos en México. Y es que ese es el estilo de este director: contarnos historias que pueden suceder en el día a día, historias muy simples, pero que a la hora de pasar a un lenguaje cinematográfico, se vuelven gordas y estupendas.

Del lado técnico nos encontramos a la fotografía, que nos da una perfecta visual para la trama, en donde se mantiene un balance entre todos los colores que se muestran en la obra. Y el sonido, el cual no falla en ningún momento -y esto es agradecido, pues en México, el sonido es uno de los más grandes problemas del cine-.

La cinta compitió el año pasado dentro del Festival de Morelia en la sección de Largometraje Mexicano. Puedes apoyar al cine mexicano viendo esta película, la cual ya se encuentra en cines.

Calificación: 3.5/5




Compartelo

Autor

Guillermo Garibay Arellano - @Ggarellano22

1998. El cine y la música. FCPyS.

Relacionados

Comentarios

blog comments powered by Disqus