Dgogo Studios

The VVitch

Director: Robert Eggers

Guión: Robert Eggers

Género: Terror

Estreno en México: 19 de mayo de 2016

            Justo en pleno tiempo donde las películas de terror llegan a los extremos de la ridiculez al hacer uso de técnicas simples y comunes como lo sería el aplicar sonido inesperado para asustar a la audiencia, pareciendo ya un cliché así como una única forma para mostrar al género; algunas películas se han logrado colar entre los diversos éxitos comerciales mostrando una nueva y refrescante visión. Hace unos ayeres, le tocó a Está Detrás De Ti de David Robert Mitchell, y el día de hoy, es el turno de La Bruja.

            En época donde la existencia de brujas aterrorizaba más que nada a la población, una familia es expulsada de la plantación donde vivían, obligados a mudarse entre la soledad del bosque, donde en sus primeros días serán testigos de la desaparición de Samuel, el hijo más pequeño de la familia, lo cual desatará el caos entre cada miembro.

            La Bruja no cae en clichés, sino al contrario, logra crear una atmósfera repleta de suspenso gracias a factores como lo son la música (Mark Korven), la fotografía -impactante en cada sentido- (Jarin Blaschke), e incluso la participación de los actores, siendo sobre los que recae el peso de mostrar a una familia destrozada; donde se nos introduce a una actriz que sabe introducirse por completo a su personaje sin fallar, Anya Taylor-Joy. Componiendo a través de esto una experiencia audiovisual de la más alta calidad posible.

            La película no es de aquellas que te harán gritar, no es de aquellas que te mostrarán una secuencia llena de acción, la película no te mostrará al "monstruo"; tal como lo hizo Roman Polanski en sus tiempos con El Bebé De Rosemary, y es que no es necesario verlo, porque nosotros sabemos de su presencia, incluso la sentimos, y no es más que necesario enseñar unos ojos rojos, una mano negra, y sabemos que está ahí.

            Robert Eggers, el director de esta película, sabe cómo llevar el ritmo, pues jamás decae y va creciendo de una forma natural, llevándonos a través de secuencias que nos inquietan hasta más no poder, así como de aquellas más tranquilas pero con una fuerte impresión.

            La Bruja es, un evento, si se le puede llamar así, que uno como espectador no puede perderse de observar en el cine.



 

Por si quieren ver la secuencia de la cual hablé acerca de El bebé de Rosemary, la dejo a continuación: 

Compartelo

Autor

Guillermo Garibay Arellano - @Ggarellano22

1998. El cine y la música. FCPyS.

Relacionados

Comentarios

blog comments powered by Disqus